Participación: El rol de los blogs

Por Daniel Vasquez

¿Qué rol pueden jugar los blogs en el contexto de un sistema informático seguro de debate y toma de decisiones en las organizaciones sociales?.

Contextualizo la discusión en organizaciones sociales donde pueden existir estructuras con distintos grados de jerarquización, pero donde la opinión y acción de sus miembros sea determinante para la legitimidad. Por ejemplo, organizaciones a nivel de gobierno (Ej. ayuntamientos), de educación (universidades) o de agrupación ideológica como movimientos políticos o ciudadanos. Excluyo, aunque de un modo débil, a organizaciones empresariales donde no es crítico legitimarse ante las bases a nivel de la toma de decisiones.

Cuando me refiero a un sistema informático seguro de participación, quiero decir un sistema donde se garantice que los participantes pertenecen a la organización y donde además se garantice anonimato, cuando sea requerido, sin dejar de cumplir la primera condición. Existen métodos criptográficos para proveer esa seguridad, pero no está en el alcance de este artículo discutirlos.

En un contexto de organizaciones donde existe un universo cerrado y autentificado de participantes son deseables una serie de herramientas diferentes que soporten y faciliten la interacción y toma de decisiones. Dentro de estas herramientas, existen herramientas de comunicación síncrona como los chats o videollamadas y asíncronas como los foros y mensajería y dentro de esta comunicación asíncrona podemos identificar los blogs como herramientas que aportan al proceso de participación:

  • Conversación: El blog por sí solo tiene poco sentido. La conversación reside en la blogsfera. La blogsfera actúa como una red distribuida, donde los mensajes no pasan por filtros centralizados. Cada nodo es emisor y lector, lo que permite que la información fluya sin pasar por filtros. Esto además impide la tiranía de la “información oficial”. Es muy probable que ningún nodo sea determinante en sí mismo, en cambio la opinión colectiva se verá reflejada. El pensar colectivo añade valor tanto al individuo que participa, como a la blogsfera que alberga la conversación. En este sentido se configura además un espacio de aprendizaje colectivo.
  • Identidad: El blog, como repositorio histórico de los intereses, opiniones e impresiones de su emisor (es), actúa como un constructor de identidad ante el medio. Todo lo que se emita podrá ser luego consultado. La blogsfera actúa a través de la citación como una red de prestigio y dentro de una comunidad cerrada esto puede dar o quitar poder de influir en las decisiones, creando eventualmente las figuras de “expertos” o “ciudadanos notables”, agregando legitimidad, o bien, todo lo contrario. El blog representa un reducto personal, desde donde se puede decir lo que se quiera, pero desde donde es necesario responsabilizarse por los dichos. En este sentido, se incentiva la participación, a la vez que la responsabilidad y compromiso.
  • Comunicación: Dentro de una organización con jerarquías, los blogs pueden facilitar la comunicación entre quienes tienen cargos y quienes están en las bases. Así mismo se pueden transformar en una forma de exigir públicamente el cumplimiento de las materias que se hayan llevado a discusión y deliberación. En forma horizontal la blogsfera dentro de este contexto de organización cerrada puede ir configurando grupos de afinidad inexistentes previamente. A la larga, grupos de influencia de agregación espontánea o semi-espontánea.
  • Activismo: Como consecuencia de todo lo anterior, la blogsfera posibilita un tipo de activismo algo diferente a las tradicionales convocatorias. No se esperan líderes, sino que los temas se hagan activos en el momento en que logran la masa crítica suficiente de participantes que creen que son temas importantes y, por lo tanto, digno de emprender acción.

En un sistema informático de participación ciudadana se debería tender a depender lo menos posible de la interacción desde dentro del sistema. Esto es, que el sistema más bien debe reflejar lo que ocurre y no albergar. No ofrecer un sistema de blogs interno, sino colectar la información desde plataformas independientes, por ejemplo a través de rss’s. Igualmente en lugar de proveer servicios de correo, mensajería o wikis, es mejor colectar la información o poner a disposición de los usuarios la forma de conocer y contactar al resto. No reinventar la rueda. Es deseable también que la información colectada sea emitida en forma activa desde la plataforma hacia los usuarios usando los medios disponibles como rss, sms’s, correo electrónico, boletines, podcast, etc.

Por cierto, tampoco se pretende eliminar por completo la interacción de los usuarios dentro del sistema, pero sí evitarla cuando no sea imprescindible, por la sencilla razón de que si el sistema es sacado de funcionamiento (y aquí caben toda clase de conspiranoias) , los contenidos externos (los blogs, entre ellos) y la asociatividad lograda podrán mantenerse.

En conclusión, creo que los blogs son una herramienta que permiten crear opinión, asociatividad, argumentación, compromiso e identidad dentro del contexto de la participación. Combinados con otras herramientas y con métodos de seguridad pueden configurar un escenario exitoso para una plataforma de participación ciudadana.