Blogs y marcas

Por Juanjo Rodriguez

La popularidad que están adquiriendo últimamente los blogs ha provocado que muchas marcas de consumo se hayan empezado a interesar por ellos como herramienta de marketing. Existe un gran debate acerca del contenido generado por el cliente, de la pérdida de efectividad de la televisión o del creciente poder de los consumidores, y las marcas quieren sacar provecho de ello aunque aún no saben muy bien cómo. Los blogs son una herramienta apetitosa; tienen la credibilidad que a menudo le falta a las marcas comerciales, son baratos y pueden llegar a un público amplio con un coste por impacto muy bajo.

Pero las marcas de consumo suelen ser poco dadas a la innovación en comunicación, porque perciben demasiado riesgo en probar cosas nuevas sobre las que no se tiene experiencia previa y cuya efectividad es difícil de medir y comparar. A menudo, la adopción de una nueva herramienta depende de algún caso particular, como ha ocurrido con los videos en Internet (a través de YouTube), a raíz de la campaña de “Amo a Laura” de MTV que se premió en el festival de El Sol.

De repente, todas las marcas quieren hacer campañas en las que haya un video que pueda correr por Internet: ¿qué mejor publicidad que aquella que es gratis? El problema es que, como con cualquier tipo de campaña viral, es muy difícil predecir si va a funcionar o no, ya que la gran mayoría de acciones se convierten en virales sin quererlo. Además, sin un elemento de humor, barbaridad o escatología, es casi imposible que los consumidores se pasen la campaña; en cuanto se huele el objetivo comercial, el interés decae. Por lo tanto, muy pocas marcas cumplen los requisitos para crear campañas virales, ya que muy pocas están dispuestas a hacer una comunicación arriesgada y agresiva.

Con los blogs pasa algo similar: para tener un blog hay que tener algo que decir, y seguir teniéndolo a lo largo del tiempo. No basta con sacar una nota de prensa de vez en cuando o colgar los spots de televisión.

Ante esta situación, de interés por las posibilidades de los blogs pero con dudas acerca de como utilizarlos como herramienta de marketing, las marcas tienen varias alternativas. Voy a intentar hacer un resumen:

  1. Crear un blog